Diseño Web

Acerca del Nuevo Diseño de Camionetica.com – Primera Parte

Desde que se fundó Camionetica.com, en noviembre de 2007, no habíamos tenido la oportunidad de dedicarle tiempo a nuestro propio diseño. Por supuesto que hemos implementado cambios a través del tiempo, pero sobre todo en lo que a nuevas funcionalidades se refiere: artículos relacionados, botones de recomendación en redes sociales, un sistema de comentarios más avanzado o la navegación por paginado, son sólo algunos de los cambios que pueden apreciarse en la vista pública del sitio.

Pero la verdad es que, a nivel de interfaz, más allá de un cambio de un template genérico a otro igualmente genérico (y que gracias al aporte de nuestros amigos ilustradores camionetiqueros comenzó a ser un poco menos genérico), nunca hicimos mayores avances en lo que a la parte gráfica se refiere. ¿Qué mayor ironía que un blog que se dedica a la difusión de proyectos creativos, principalmente de diseño, tenga él mismo un diseño tan poco trabajado?

Aunque el “casa de herrero, cuchillo de palo” parece ser una regla general entre los diseñadores, nosotros nos pasamos: son casi 5 años durante los cuales se han publicado más de 2.600 artículos y reseñas que suman más de 5.000 imágenes referenciales y miles de tweets y comentarios por doquier.

Antiguo Diseño de Camionetica.com (2009-2012)

Antiguo Diseño de Camionetica.com (2010-2012)

Durante los próximos días estaré entregándoles una serie de artículos para contarles un poco acerca del proceso y los múltiples detalles que hay detrás del diseño que pueden ver en sus pantallas a partir de este momento. De la idea a la realización: conceptualización, diseño gráfico, consideraciones editoriales, usabilidad, SEO, herramientas, estadísticas, códigos, framework, templates y diseño adaptativo.

Bienvenidos a Camionetica.com en su versión 3.0. Esto es sangre, sudor y código.

Nuevo Diseño de Camionetica.com en sus 3 vistas principales (diseño adaptativo)

Nuevo Diseño de Camionetica.com en sus 3 vistas principales (diseño adaptativo)


Ir a la Parte 2, donde hablamos de La Idea y El Diseño de Camionetica.com: conceptualización, consideraciones acerca del desarrollo web, diagramación, Principios de Gestalt, Grid System y zonas de contenido.

Acerca de Dan

Aunque estudió filosofía, saltó la talanquera al diseño, al que se dedica desde hace más de 10 años. Lector empedernido y amante de los gatos, el cine, el café y los cigarrillos. Trabaja como gerente de diseño en una empresa de desarrollo web y de vez en cuando trata de cazar tigritos interesantes a través de su pequeño estudio. Neurosis diaria en @ChowKaiDeng

¡Deja un comentario!

  • Pasajero 1

    Felicitaciones por el nuevo diseño! y por todo el trabajo!!!

  • atari_wii

    excelente propuesta de diseño, felicitaciones panas!!

  • http://twitter.com/202A @202A

    Sigo sin comprender a quienes anuncian y/o venden diseños Web basados en adaptaciones o modificaciones de plantillas de blogs. Las máximas parecieran ser:
    “Que otro eche código, que otro se parta la cabeza, que otro invente, que otro cree… Que yo modifico y vendo.”.
    “Que otros diseñen bases de datos, que otros se revienten estableciendo relaciones, que otros depuren y corrijan los errores de grabación/modificación, que otros los suban a la red… Que yo busco en Google, ofrezco, vendo, instalo y cobro como nuevo.”
    “Que otros programen, que otros diseñen frameworks, que a otros se les explote la cabeza creando funciones y procedimientos… Que yo instalo la versión de PHP que corresponda y pongo a ejecutar, y aunque ese código fuente esté lleno de ‘/wp-content/themes’ soy quien cobra como original.”

    Eso no se si algún día lo entenderé.
    Bueno, así es el mundo.

    • http://www.camionetica.com Dan

      Hola @twitter-141456438:disqus! No estoy seguro de entender muy bien tu comentario, pero mi respuesta amplísima es que, de alguna manera, la historia de la civilización está llena de adaptaciones y modificaciones que se basan en el trabajo de otro: en música, ciencia, literatura, tecnología y cualquier otra disciplina, pero especialmente en la red, desde sus cimientos más técnicos, que incluye la licencia de la base de datos en la cual se aloja este comentario. El problema es simplemente cuando no se dan los créditos correspondientes.

      En nuestro caso particular, no podríamos existir si no fuese gracias a las licencias derivativas de 3 herramientas principales (justamente de ellas hablaré en las otras partes de esta serie de artículos): WordPress, TwentyTen y Bootstrap, así como una serie de snippets y plugins que hemos ido recopilando y en ocasiones modificando, a través de los años.

      En el caso de WordPress, es el motor en el que ciertamente otros tantos programadores se revientan cada día la mollera construyendo un sistema lo suficientemente abierto como para que otros puedan editarlo, reescribirlo y mejorarlo continuamente. Por su parte, TwentyTen, que es el tema que WP trae por defecto (en realidad ahora trae TwentyEleven, pero sigo prefiriendo TwentyTen) es, para casi todos los proyectos que hago, la base de mis temas, pues ya incluye los loops y llamados a las funciones predefinidas para los comportamientos principales (como llamar un título o el contenido de una entrada), lo cual evita tener que leer la documentación a cada paso o escribir el código de memoria. Sobre eso, básicamente reeemplazamos todo el HTML, lo cual me lleva al siguiente punto: Bootstrap, el cual se ha convertido también para mi en una herramienta de uso obligatorio que, como base para el esqueleto, logra reducir en casi 50% el tiempo de maquetado y testeo, y que adicionalmente incluye todos los scripts para responsive design.

      Durante al menos la mitad de mi carrera profesional consideré que el mejor software era el hecho en casa desde cero. En ese sentido, en la empresa en la que trabajo, desarrollamos hace años un administrador de contenido para nuestros proyectos. No tengo palabras suficientes para decirte lo problemático, limitado y tortuoso que resultó a través de todos los sitios web que desarrollamos bajo su mecánica. Incluso aún hoy en día sigue dando problemas por cosas muy tontas en los sitios web en los que aún subsiste. Cada vez que un cliente solicita algún cambio de su sitio con ese CMS, tratamos de migrarlo a WordPress a toda costa, con el que trabajamos hoy en día al 100%. La conclusión de esa experiencia es que, reinventar la rueda es un gasto de energía: es necesario invertir más tiempo y más recursos, y por ende, termina siendo más costoso para el cliente.

      Más allá de eso, la dura realidad es que no todos los proyectos de desarrollo cuentan o necesitan de un programador. La mayoría de las integraciones estándares con WordPress ofrecen la ventaja para que un diseñador con conocimientos básicos de HTML, CSS y PHP, más mucha paciencia y curiosidad, pueda editar poco a poco el código de otro tema, lo adapte y modifique para un cliente en particular. Incluso, aunque no lo practico ni tengo simpatía por esto, la realidad aún más dura, es que muchos clientes no necesitan un desarrollo a la medida y les basta con cualquier template bonito que algún desarrollador les instaló y modificó por encimita.

      Es, pues, un trabajo de diseño y desarrollo web más que de programación en el sentido tradicional de la palabra. ¿Qué pide WordPress a cambio? Que lo uses en tus sitios (en vez de Joomla, Mambo o alguna otra cosa), des los créditos correspondientes, colabores en el desarrollo de plugins, reportes los bugs y de ser posible, hagas un donativo a la fundación. Por supuesto, su esquema de negocios también se nutre de WordPress.com, con el cual venden paquetes de hospedaje para aquellos que no tienen servidor. Por su parte, los desarrolladores de plugins utilizan diversas figuras que van de lo absolutamente gratis, pago por soporte, hasta los plugins comerciales, y lo mismo aplica para el ecosistema de venta de templates. En nuestro caso utilizamos 1 plugin pago que ha sido una de las mejores inversiones que puedes hacer al desarrollar con WordPress: WP Types + WP Views. El resto son plugins y pedazos de código gratuitos con los que colaboramos en foros y ocasionalmente, hacemos donativos.

      ¿Cómo tratamos de regresar el favor al mundo? Dando nuestro trabajo exactamente bajo la misma licencia derivativa: todo el contenido que es producido por Camionetica (excepto las imágenes cuyo derecho de autor pertenece a los propios creadores bajo sus licencias específicas) puede ser editado, redistribuido, modificado, adaptado, e incluso hacer uso comercial de él, siempre y cuando lo compartas de la misma manera. A la pregunta ¿escribimos todas estas entradas para que exista la posibilidad de que otro lo utilice y si quiere lo comercialice? La respuesta es: Sí, ¡por favor, hazlo! Pero di a los demás de dónde lo sacaste :)

      Me extendí mucho en mi respuesta, pero quería ampliarte un poco el panorama en función a mi experiencia, que he estado de todos los lados del juego y que vivo de esto.

      Saludos!

      • Sherman Rivera-Sotomayor

        Saludos, muy buena respuesta, muy bien explicado el porque de las cosas, habrá proyectos para los q es necesario partir de cero, pero también es un hecho q utilizando wordpress, comprando una plantilla q facilmente se adapte a nuestras necesidades es muy fácil sacar adelante un proyecto web como el mio http://www.portalgaitero.info el cual yo he ido armando sin conocimientos previos, sin saber una pizca de codigo ni base de datos.

        Muy bien remataste todo con la frase “Para que reinventar la rueda” sin wordpress, joomla y otros cms no hubiese gran parte de las webs vistosas y funcionales q hay hoy en día, saludos y exitosssssss

      • http://twitter.com/202A @202A

        Saludos, Dan.

        En primer lugar agradezco tu respuesta específica sobre las herramientas que utilizas y en las que basan su trabajo. Para eso están en la red, para que la gente los use y les saque provecho. Loable.

        La siguiente exposición realmente fue estimulada por tus primeras palabras: “No estoy seguro de entender muy bien tu comentario…”.

        Me centraré en las palabras y oraciones que más llamaron mi atención y cerraré con un ejemplo que te dará luces sobre el primer comentario que realicé (usaré ocasionalmente mayúsculas como énfasis).

        En primer lugar mi comentario inicial se centró en expresar una duda que me he resignado mantener ya que esa estirpe de diseñadores y desarrolladores que basan sus producciones en herramientas pensadas por otros es realmente nueva, le calculo unos 10 años. Los programadores y desarrolladores de la vieja escuela, quienes tenemos más de 25 años frente a un teclado sabemos lo que es comenzar una pantalla en blanco y al final tener la satisfacción de ver corriendo una aplicación robusta y de la cual conocemos cada uno de los caracteres que contiene, sin excepción.

        Es claro que “WordPress”, “TwentyTen”, “Bootstrap” (no he trabajando con ninguno) son herramientas creadas para asistir a quienes trabajan con Web, lo que sucede es que estas personas que lo hacen no entran en la categoría real de programadores o diseñadores. Se hace necesario aplicarles un nuevo término como “armadores” o uno similar. Quizá se exija para su uso algún conocimiento de PHP o del lenguaje en el que funcionen, pero desarrollo como tales no son. Son como piezas de lego: Puedes crear cualquier figura con ellas, pero necesitas el lego. Sin importar la figura final del resultado, sólo con verlos por encima se sabe que, sin las piezas de Lego, su autor no habría logrado nada.

        Otra sección de tu texto que llamó mi atención fue: “Durante al menos la mitad de mi carrera profesional consideré que el mejor software era el hecho en casa desde cero. En ese sentido, en la empresa en la que trabajo, desarrollamos hace años un administrador de contenido para nuestros proyectos. No tengo palabras suficientes para decirte lo problemático, limitado y tortuoso que resultó a través de todos los sitios web que desarrollamos bajo su mecánica. Incluso aún hoy en día sigue dando problemas por cosas muy tontas en los sitios web en los que aún subsiste.”

        ¡Ese es el espíritu! Sólo que no hay que quedarse con lo engorros que resulta adaptarlo a diferentes sitios. Se vuelve sobre el código, se estandariza, aumentas o mejoras los parámetros de las funciones, agregas funciones nuevas orientadas al diseño y a la adaptación y ¡voila! tendrás un administrador de contenidos adaptable y único del cual conocerás cada byte que lo compone. Será tuyo. ¡Eso es desarrollo!

        Siguiente texto llamativo. “…muchos clientes no necesitan un desarrollo a la medida y les basta con cualquier template bonito que algún desarrollador les instaló y modificó por encimita.”.

        También me han tocado clientes así. Mi respuesta para con ellos es: “Mire, si usted entra en Drupal.org o en WordPress.com podrá allí descargar e instalar un administrador de contenidos que ya viene preprogramado y que es muy fácil de usar y adaptar. Si requiere de mis servicios desarrollaremos una web exclusiva para su empresa y de la que conocerá todos sus componentes. Exactamente a su gusto.”.

        Con cualquier otra respuesta estaría engañándolo ganando indulgencias con escapulario ajeno. No quiero que algún hijo, sobrino o vecino metiche más adelante le diga “¡Pero esto lo podrías haber hecho tu mismo bajándolo de la Web!”. Que el cliente SIEMPRE tenga la garantía que su Web es suya. ¿Que pierdo clientes? No. Gano confianza y mantengo mi reputación como empresa. A la larga eso es mucho más bneficioso que las cuatro lochas que pueda sacarle a un desconocedor del tema que viene a mi con la confianza en que haré lo mejor para su empresa.

        Ahora, el ejemplo que te mencioné al principio. No es de programación pero es mi esquema de pensamiento al respecto:

        Muchos allegados me critican el hecho de que yo no apoye a Pastor Maldonado como corredor de la F1.

        Me alegan que si la Williams, la temporada, las condiciones, los motores y muchas otras cosas.

        Me han dicho que tengo que conocer cómo se manejan las políticas de la F1, que si Barrichelo o Vettel también pasaron por eso, que eso es gradual y hasta me han tildado de envidioso porque yo no estoy en esos bólidos y me han atacado preguntándome si yo soy un perfecto conductor en mi vehículo.

        Mi única respuesta es: No necesito saber nada de eso. Existe una sola realidad: Pastor Maldonado NO GANA carreras y está desperdiciando el dinero del país.

        Tal como en la programación, la realidad es que la pantalla al inicio del trabajo no estaba en blanco, por lo tanto, allí no hay programación ni desarrollo, hay adaptación. Te repito, es válido, pero que no vengan a estarse llamando diseñadores o programadores. Ya inventarán la palabra para este tipo de trabajadores.

        Saludos cordiales.

        • http://www.camionetica.com Dan

          Hola @twitter-141456438:disqus , he estado pendiente de contestar tu comentario, pero entre una cosa y otra no había tenido oportunidad.

          Mi respuesta rápida es que: respeto tu opinión, pero creo que estás profundamente equivocado y que estamos hablando de cosas diferentes. Tienes tu punto de vista y mi objetivo no es tratar de convencerte, simplemente te daré algunos ejemplos y números que no están basados en analogías:

          El término que buscas y que comparas no sin cierto desdén al referirte a armadores o piezas de Lego, es precisamente el de “desarrollador web”. Aunque he dedicado un apartado completo a establecer las diferencias entre diseño y desarrollo web en la segunda parte de este artículo (http://cmnt.ca/RtoNGH), puedes leer la propia definición aquí: http://en.wikipedia.org/wiki/Web_development

          Un programador tiene unas capacidades específicas, un diseñador tiene otras capacidades específicas y un desarrollador web tiene otras igualmente específicas. El primero no es el segundo, el segundo no es el primero y el tercero no es la suma de los dos anteriores.

          Si te parece que los Legos son solo piezas que se ensamblan, entonces creo que te estás limitando a ver las infinitas posibilidades de lo que puedes hacer con ellas: http://dwellertech.blogspot.co.uk/2012/02/converting-all-my-amiga-disks.html

          Con esto quiero decir que: lo importante es lo que hagas con la herramienta, no la herramienta en sí misma. Para mí esto es una máxima: puedes hacer una ilustración en una Mac de $3.000 o en una PC sencilla de $500 o en un papel con un lápiz Mongol de Bs. 15, para mi el resultado es lo que importa.

          De igual manera, puedes invertir $100.000 por una aplicación web desarrollada por un equipo de 6 personas que trabajaron 10 horas al día durante 4 meses en .NET o pagar Bs. 20.000 a un desarrollador freelance por un sitio basado en WordPress. Para mí el resultado real es que: si la interfaz del backend es deficiente y tiene mala usabilidad u obliga al cliente a tener que estar en constante contacto con el departamento de soporte por cualquier tontería, o peor aún, que el menú de navegación o los botones sólo funcionan en la versión específica del browser que se encontraba en la lista de requerimientos al momento de lanzar el proyecto, es simplemente una mala plataforma… y en ese caso estoy hablando solo del backend, pues al llegar al frontend, la cosa generalmente se pone peor.

          A continuación coloco algunos ejemplos y una serie de preguntas, no retóricas:

          Compara estos enlaces: http://infomapa.chacao.gov.ve/website/chacao/viewer.htm y http://caracasenunclick.com/ contra http://maps.google.es/
          ¿Funcionan mejor? ¿Son más rápidos? ¿Los puedes ver en un móvil? ¿Cuánto se invirtió en los dos primeros proyectos y cuánto se invertiría trabajando lo mismo bajo las APIs de Google? ¿Tú usarías los enlaces 1 y 2 en vez de una aplicación basada en Google Maps o Foursquare?

          En el caso de WordPress: ¿De qué manera un sitio web desarrollado en WordPress “no es mío”? Yo que sí conozco el sistema, respondo las preguntas:

          ¿Debo pagar una licencia por el resto de mi vida para poder usarlo? No. ¿Estoy limitado a sólo modificar ciertas partes del código? No. ¿Tengo que trabajarlo únicamente en sus servidores? No. ¿Acaso está hecho sólo en inglés? No. ¿Tiene que meter el logo de WordPress por todas partes? No.

          Ahora, por comparación, toma el caso de cualquier sitio web regular desarrollado “exclusivamente para su empresa”: ¿los proyectos están perfectamente documentados de manera que cualquier desarrollador externo pueda entenderlos y modificarlos? ¿Los proyectos tienen actualizaciones gratuitas que los mantienen en funcionamiento según el avance de las nuevas tecnologías y estándares? ¿La interfaz del backend funciona a la perfección y de manera intuitiva? ¿Los proyectos cuentan con manuales de usuario en vídeo y en papel? ¿El cliente puede implementar nuevos módulos en función de que los necesite, cuenta con autoguardado automático, control de revisiones, manejo de roles personalizado por el administrador, capacidad de hacer modificaciones al tema a través del backend, respaldar/levantar su base de datos desde una cuenta Dropbox, páginas con niveles infinitos reorganizables, editor RTF completo con corrector ortográfico y capacidad para generar una diversidad de formatos de imagen que se adapten a cada parte del sitio, programar la publicación automática de entradas según una fecha y hora específicas… e incluso permalinks bonitos que funcionan a la perfección sin importar que le hayas metido una ñ o un acento?

          ¿Todo eso puede hacerse con WordPress? Sí, de hecho ya todo eso viene implementado en la instalación más básica. Adicionalmente, ¿puedo desarrollar mis propios componentes en WordPress, a la medida, para hacer que la web de mi cliente sea “exclusiva para su empresa y de la que conocerá todos sus componentes. Exactamente a su gusto.” SÍ.

          La pregunta más importante: ¿cuánto cuesta un desarrollo con esas características en WordPress y uno igual “hecho a la medida”? ¿Cuántas personas y cuánto tiempo se requieren para montar un proyecto con todas esas características?

          No he dicho que haya que abolir el desarrollo hecho en casa ni que no deban existir los programadores, eso sería una tontería y un sinsentido, de hecho, apoyo fervientemente los desarrollos creativos y los nuevos lenguajes, pero la idea de que la cosa “exclusiva para su empresa y de la que conocerá todos sus componentes. Exactamente a su gusto” y “de la cual conocemos cada uno de los caracteres que contiene, sin excepción.” es para mi una falacia o en el mejor de los casos, un razonamiento inválido que no se sustenta en pruebas reales. Creo que hay una herramienta para cada tarea y una tarea para cada herramienta. En este caso, estamos hablando de un blog, no de un sistema de reporte de registro y notificación de pagos para pensionados (aunque si me preguntas si eso se puede hacer en WordPress, también diría que sí).

          Para mí, la realidad del mercado es que abundan las aplicaciones mal hechas, con códigos que son un gamelote y que no cuentan con ninguna documentación. No importa si es en el sector público o privado, clientes grandes o pequeños.

          ¿Recuerdas la página anterior de Banesco? La cambiaron hace un par de meses. Entra a http://www.banesco.com y mira el código. ¿Ves los mismos ‘/wp-content/themes’? Pues sip: montaron su sitio web en WordPress y alojado en la nube de Amazon.

          Ahora, puede que Banesco esté loco de remate. ¿Cómo se les ocurrió montar su sitio web en una plataforma que puede descargar el sobrino del vecino y montarla en 5 minutos? Entonces resulta que la gente de Microsoft también está loca, pues escogieron nada más y nada menos que a WordPress como la plataforma para los blogs de Windows Live http://es.blog.wordpress.com/2010/09/27/bienvenidos-bloggers-de-windows-live-spaces/ También deben estar mal de la cabeza TechCrunch, NBC, TED y CNN, entre otros.

          Ahora bien, en realidad para mi no es un punto de referencia que Microsoft o NBC usen o no usen una plataforma, lo que me importa, nuevamente, es lo que la gente hace con la plataforma. ¿De cuánta gente estamos hablando?

          No entiendo ni encuentro relación a tu comentario de Pastor Maldonado. Si intentaste decir “No necesito saber nada de eso. Existe una sola realidad: WordPress NO GANA carreras”, mi respuesta es: entonces los casi 57 millones de sitios web diseñados en WordPress con las que interactúan casi 380 millones de usuarios a través de 500 mil artículos nuevos, cada mes, utilizando más de 20 mil plugins que suman más de 360 millones de descargas, deben realinear su percepción y recurrir todos a soluciones desarrolladas a la medida.

          Mi intención no es evangelizar a nadie en el uso de WordPress. ¿Prefieren Drupal, Mambo, Joomla o Umbraco? Fino. ¿Prefieren construir su blog desde cero bajo Ruby on Rails? Fino también. A mi lo que me importa como cliente es que funcione y que cumpla su objetivo. Si puedo añadirle el plus de que sea código abierto y colaborativo, entonces me saca una sonrisa y digo ¡bravo por la gente que hace ese código!

          Si es porque la pantalla no estaba en blanco al iniciar, ¿entonces tampoco son desarrolladores las más de 100 mil personas que han realizado más de 500 mil aplicaciones Android, de las cuales casi 400 mil son gratuitas? Después de todo, ellos utilizaron un Framework de desarrollo, bien asistido y documentado.

          Como dije al principio, estamos hablando de cosas diferentes. En ningún momento he dicho que esto es programación “pura y dura”, pero sí que es diseño web, y más allá de eso es “sangre, sudor y código”. ¿Qué hay que saber para hacer un tema en WordPress? Destreza en HTML/CSS, un poco de PHP, un poco de JavaScript y mucho sentido común. ¿Cómo se le llama a eso? Desarrollo Web.

          Retomando un poco lo que decía @1343dc5bb83767dd9f3e99732c1a2d4c:disqus ¿en dónde estamos parados? ¿En un mundo de personas encerradas en el sótano de su casa creando software para sí mismos o en un mundo donde hay cada vez más personas creando plataformas y haciendo mashups de manera colaborativa utilizando foros, wikis y github?

          Saca la cuenta, mira los números, mira los resultados, y por dios: olvídate de Pastor Maldonado que no viene a cuento, o de preguntarte si acaso alguien que tiene 25 años detrás del escritorio con bloc de notas abierto tiene mayor o menor mérito que el sobrino de 15 años que sabe instalar WordPress en 5 minutos. ¿Tienes conocimientos y experiencias? ¡Muy bien! Te sugiero que crees un blog y los compartas, no tienes que usar WordPress o Blogger, puedes construirlo desde cero. Incluso, tu primera serie de entradas podría ser precisamente una documentación comparativa de por qué es mejor tu sistema que cualquier otro que haya en el mercado, si decides no utilizar ningún framework o librería, también es genial. Luego puedes ir explicando paso a paso cada línea de código que echaste… No estoy tratando de ser sarcástico y todo lo que he escrito tiene la mejor intención que puedas imaginarte.

          Mi punto es que, cualquier aporte que hagas va a ser más valioso que decir “no vengan a estarse llamando diseñadores o programadores. Ya inventarán la palabra para este tipo de trabajadores.” Eso no es una respuesta concreta que añade nada nuevo a la discusión, es problematizar algo sin ninguna necesidad y francamente, me parece que de una manera un poco necia.

          Si tu punto es que deberían darse clases de programación en los colegios para que los niños aprendan PHP y PosgreSQL, pondría todos mis pulgares arriba y si además tuvieses la iniciativa de montar ese proyecto, lo apoyaríamos al 100%.

          Mi recomendación, es que entres ahora mismo a http://wordpress.org, descargues el paquete y lo corras en local. Luego juega con él un rato, métele un par de plugins, échale un ojo al código. Incluso puedes darte una vuelta por alguno de los foros que están en el mismo sitio (sección de “plugins”) y mira la manera en cómo los usuarios interactúan. Si no te gustó (así como a mí nunca terminó de gustarme Joomla), entonces todo bien y será tu decisión, pero al menos la próxima vez no tendrás que decir:

          “‘WordPress’, ‘TwentyTen’, ‘Bootstrap’ (no he trabajando con ninguno) son herramientas creadas para asistir a quienes trabajan con Web”

          Así podrás argumentar cualquier cosa con cierto conocimiento puntual como “me parece absurdo su sistema de permisos” o “su arquitectura es un desastre… mejor usen X CMS que funciona mejor por esto y por aquello, o sigan este tutorial para que puedan crear su propio blog.”

          La red ha muerto. Larga vida a la red.

    • Carolina

      Oooh, claro, lo que pasa es que @202A es una o uno de esos genios incomprendidos que vagan por el mundo. De seguro que @202A ya ha programado unos cientos de programas informáticos (privativos, claro), videojuegos increíbles (que vendió a una gran corporación, claro) y seguramente tiene en puertas el lanzamiento de la aplicación web que revolucionará Internet (y que no ha hecho publica porque está esperando a que terminen de aprobar el Acta, la Sopa y la Pipa, claro está).

      Gran maestr@: ¿quién ha hablado en este blog de “vender diseños web basados en adaptaciones o modificaciones de plantillas”?
      Gran maestr@: ¿te has dado cuenta de que el blog solo ha publicado un abreboca de su amable intención de compartir paso por paso el arduo trabajo de cerebro, inventiva, diseño, código, etc-etc-etc, que hay detrás de este y probablemente de muchos otros PROYECTOS INDEPENDIENTES de calidad?

      Me revienta la superficialidad de quien aparenta una erudición estúpida y que con esa actitud se dedica a comentar solo para denigrar el arduo trabajo de quien se esfuerza por componer y presentar un producto bien hecho.

      Existen los que nunca entenderán por qué cuesta tanto que todos y cada uno comprendan lo trascendental de apoyar y promover la CULTURA LIBRE y CREATIVA. Hay otros que jamás entenderán a esos utopistas que se empeñan en que el mundo gire y no se detenga. ¿Ya sabes de qué lado estás tú, no?

      • http://twitter.com/202A @202A

        Hola, Carolina.

        Comprendo la retórica y el sarcasmo que agregas a tu texto por lo que amablemente ignoraré cualquier actitud que en el mismo intentes endilgarme. Aún así comentaré parte de tu intervención en la que se pone de manifiesto que no comprendiste la intención de mi escrito inicial.

        Dices: “Me revienta la superficialidad de quien aparenta una erudición estúpida y que con esa actitud se dedica a comentar solo para denigrar el arduo trabajo de quien se esfuerza por componer y presentar un producto bien hecho.”

        No intento denigrar. Si relees mi comentario inicial te darás cuenta que expongo una duda y que, al final reconozco que no la entienderé.

        Por otro lado, has dado en el clavo con la palabra “componer”. Respondí a Dan mencionándole que deberían asignar otra palabra a los programadores o diseñadores que utilizan herramientas prefabricadas. La palabra “compositores” se acerca más a ese concepto.

        Tienes razón: He desarrollado aplicaciones privativas. Pero también lo he hecho en PHP, sin utilizar un solo byte de un Framework y son aplicaciones que llevan 6 años trabajando a diario ininterrumpidamente, administrando socios y emitiendo listados. Al principio ocasionalmente ocurría algún error o adaptación que regía en pocos minutos porque conozco todos los caracteres con los que fueron elaboradas.

        Igualmente, tienes mucha razón cuando dices “Hay otros que jamás entenderán a esos utopistas que se empeñan en que el mundo gire y no se detenga”. Hace falta mucha gente de ese grupo. Los verdaderos creadores.

        Saludos cordiales.

  • Pingback: Nuevo Diseño de Camionetica.com - 2da Parte | Camionetica.com | Cultura Visual y Proyectos Creativos

  • equalminator

    Dan, te felicito por tomarte el tiempo de expresar tu punto de vista de una forma muy completa y amena. Mi criterio muy particular es que si adoptas alguno de los proyectos que están en la red siempre debes buscarle una forma de darle tu propio toque, no todos los aportes tienen el mismo sentido u obejtivo por lo que creo en la personalización. Comparto en parte lo que dice nuestro amigo @202A creo que es importante que le demos peso a cosas hechas por nosotros, no es divismo, ni creerse un genio, sino de darnos valor como profesionales y como movimiento. En la medida que copiemos lo ajeno dejamos de tener nuestra propia identidad y no agregamos valor a un movimiento de desarrollo (en los diversos niveles de complejidad) nacional. Por otro lado expreso mi inquietud sobre que a medida que muchos dejan de darle valor a su trabajo por pensar que es una papaya montarlo en WP (aunque esto sea verdad) no estaremos subestimados por los clientes, a veces es triste ver como le pueden pagar a un albañil (sin denigrarlos) por pintar un salón que a nosotros por un proyecto. Siendo nuestro trabajo el resultado de años de estudio y práctica. Creo que debemos comenzar a movernos en la valoración de nuestro propio trabajo.
    Estos temas son muy largos y extensos, espero Dan que sigas aportando a la comunidad.

    • http://www.camionetica.com Dan

      Hola @d38d8508603da25289904dc426bc107a:disqus , gracias por tu comentario!

      Aunque ya incluí una respuesta a @twitter-141456438:disqus que en parte contesta lo que escribes, mi defensa apasionada del desarrollo web no implica necesariamente que la única solución sea utilizar CMS prefabricados y es algo que puedo comparar al uso de sistemas operativos: ya existen montones de versiones de Linux, Windows, Mac OS, etc. Si un cliente solicita configurar una serie de equipos, ¿es necesario ofrecerle el desarrollo de un OS nuevo hecho desde cero? ¿La versión que va a producirse funcionará mejor y se realizará en menos tiempo y con menos recursos que una implementación de un OS estándar? Me parece difícil pensar que alguien pueda responder a esto de manera afirmativa. Sin embargo, en el escenario del desarrollo web esto es un caso que aún sigue atado a las empresas de desarrollo que aún tienen un pie en el siglo XX.
      Al igual que en el caso de los OS, ¿no es acaso más sencillo, productivo, económico y estándar desarrollar SOBRE otros sistemas que ya funcionan, que cuentan con comunidades de desarrollo que los respaldan y que cuentan con años de pruebas y mejoras? ¿No es incluso aún mejor desarrollar sobre esos sistemas y compartir los resultados con la comunidad para que otro pueda crear a su vez a partir de ellos?
      Desarrollar sobre un CMS no quita, para nada, valor al movimiento de desarrollo nacional, de hecho me parece que lo enriquece. ¿Por qué? Porque al trabajar bajo estándares, el producto adquiere continuidad en el tiempo y no pasan a ser resultados dispersos, que nunca terminan de funcionar bien y que una vez que los desarrolladores originales abandonan el proyecto este no caiga en el olvido y se convierta en la pesadilla del próximo grupo de desarrolladores que tengan que retomarlo.
      Trabajar bajo estándares (mejorándolos, ampliándolos, personalizándolos, enriqueciéndolos y sobre todo, compartiendo los resultados) es una solución a largo plazo. Construir un CMS desde cero que sólo yo y mi equipo de desarrolladores entendemos, es atar al cliente a que cualquier cosa que quiera hacer con ese CMS va a depender de mi o de tener que invertir más tiempo y recursos con otro equipo.

      Mi invitación no es a descargar WordPress (Joomla, Mambo, Drupal, Umbraco o cualquier otro CMS) y ponerle una plantilla cualquiera -cosa que sin embargo, sí es enteramente válida e incluso súper recomendada para aquellos que no tienen experiencia en desarrollo y que quieren montar un blog, como yo mismo hace 5 años, que no sabía nada de WordPress y como el amigo @cc87394073684cf6f8b88b21e3b6933d:disqus que dejó un comentario invitándonos a visitar su sitio- sino también a desarrollar sobre esos CMS y compartirlo con la comunidad: crear nuevos plugins, mejorar funciones del sistema, participar en foros, reportar fallas, donar a otros desarrolladores darles el reconocimiento que se merecen. Eso es precisamente lo que estoy tratando de cubrir en esta serie de artículos del cual acabo de publicar la segunda entrega: http://cmnt.ca/RtoNGH

      Una vez más, gracias por tu comentario!

  • Pingback: Estadísticas blog Camionetica.com: Reporte 2007-2013 | Camionetica